Mi romance con Fuji Acros 100

 

Si gustas ver la versión original en inglés del artículo, puedes encontrarla en The Film Shooters Collective. To my english speaking readers, you can find the original english version of the article in The Film Shooters Collective.
Mi romance con la línea Fuji de películas en blanco y negro comenzó hará cosa de un par de años, cuando útilicé el Neopan Acros 400 en mi consentida Pentax Spotmatic. La relación no duró más de dos rollos. No era tan fácil de encontrar en las tiendas locales y, para ser honesto, no me gustó del todo. Claro, aún no tenía control alguno sobre el revelado o la digitalización y, además, vivía en ese entonces con la ilusión de que DEBÍA dejar todo tal y como venía del laboratorio (iluso el muchacho, ¿eh?). No era terriblemente malo, pero no estaba dispuesto a seguir gastando tiempo y dinero en una película que no me gustaba del todo. En resumen, me gusta que mis películas en blanco y negro sean intensas, contrastadas, con algo de grano, pero no demasiado. En ese entonces, ni siquiera probé la versión 100 porque me imaginé que sería aún menos contrastada y tendría aún menos grano. Y así, de esta triste manera es como terminó mi relación con los blancoynegros de Fuji, sin el menor dejo de una intención por mirar atrás.

Pasaron un par de años y, un buen día, vi una serie de fotografías que un buen amigo mío hizo con Fuji Acros 100, forzado a 800. ¡Impresionantes, de veras! Un contraste muy rico, bonita textura de grano, sombras profundas y excelente detalle en luces altas… ¡lo tenía todo! Le pregunté por el revelado y no supo decirme a ciencia cierta. Ahora, con la capacidad y disposición a revelar y digitalizar mis propios negativos a mi gusto, decidí que era hora de darle a Fuji una segunda oportunidad y empecé a buscar recetas.

Unos cuantos días después, mi esposa se apareció con mi regalo de Navidad adelantado: tres paquetes de película en formato 120, uno de Portra 160, uno de Fuji 160NS y uno más de Fuji Acros 100. Como era de esperarse, fui a la tienda donde los compró para ver cuánto había gastado en mi regalo (sólo para regañarla por gastar demasiado :) ) y, ¡oh, sorpresa! el Acros 100 alcanzaba apenas la marca de los 80 pesos (apenas por encima de 4 USD, en ese momento). Me volví loco y compré ahí mismo otros 3 paquetes. Si mi tarjeta de crédito no hubiera estado topada por las navidades… ¡¡sólo Dios sabe cuántos habría comprado!!

Como sea, tenía ya la película en mis manos y era tiempo de empezar a disparar. Decidí que sólo lo forzaría dos pasos, dado que el 400 es un índice de exposición con el que me siento muy cómodo pues se adecua a mi estilo y a las condiciones a las que normalmente me enfrento. En caso de que algo cambie drásticamente, al menos tengo la tranquilidad de que tengo espacio para dónde hacerme, ya sea que quiera disparar con aperturas más amplias o más angostas o un simple cambio en las condiciones de luz.

Al momento, he disparado entre 8 y 9 rollos y estoy encantado de la vida. La única diferencia entre estos rollos ha sido el revelador utilizado (y el tiempo de proceso, claro está). Todo lo demás, para efectos de comparación se hizo exactamente de la misma manera:

  • Usé para todos la misma cámara, una Mamiya 645 1000s (una delicia de cámara).
  • Digitalizado con SilverFast usando un preset relativamente neutral (Fuji NHG II).
  • Apliqué la misma curva de contraste como punto de inicio y ésta sólo fue modificada un poco en algunos casos.
  • Dejé en paz el histograma durante todo el ejercicio, con poquísimas excepciones donde los cuadros estaban severamente sobre o sub expuestos. Ninguno de estos cuadros es mostrado en esta entrada.
  • Se digitalizó todo usando el mismo valor gamma: 2.0.

Usé tres reveladores diferentes: Rodinal 1+25, D76 1+1 y HC110 en dilución H (1:63).

El primer intento fue con Rodinal 1+25, a 19°C por 8:30 minutos. 15 inversiones del tanque en los primeros 60 segundos y después 4 inversiones cada 60 segundos.

De los tres reveladores, este fue el que resultó con más grano, pero, en términos de contraste y escala tonal, los resultados fueron muy similares a los de los otros dos. No diría que no pienso usarlo otra vez, pero tendría que estar buscando por este look burdo, áspero. Tiene  sus usos, sin duda! En cuanto a lo plano de la película, este fue el segundo mejor. No completamente plano, pero suficientemente cómodo de manejar.

El segundo intento fue con Kodak D76 1+1, también a 19 grados, pero por 18:30 minutos. Mismo esquema de agitación.

En cuanto a imagen, creo que es la combinación que más me gustó de todos, en cuestión de escala tonal, contraste y grano muy fino. Me gustó mucho la profundidad de los negros y la cantidad de detalle de las luces altas. Los tonos medios aparecieron en su lugar, ni más, ni menos. El único punto débil en este combo fue que, de los tres reveladores, este fue el que más rizos provocó en el negativo, lo que, a su vez, resultó en un completo dolor de cabeza al digitalizar.

Dejé para el final mi revelador favorito. HC110 H(1:63), 19°C, 17:00 minutos, mismo esquema de agitación.

No puedo evitar dar una opinión sesgada con este revelador, pero no estamos hablando SÓLO de reveladores. A un nivel general, esta es la combinación que más me gustó de las tres. Básicamente las mismas cualidades de imagen brindadas por el D76, un grano un poco más visible, que me gustó muchísimo y tan plano como una losa de mármol, lo que resultó en un manejo y digitalización bastante cómodos.

Este es sin duda el que más me gustó de los tres, pero, como decía, tengo mis sesgos hacia el HC110. Siendo todos los demás factores iguales, creo que prefiero guardar mi D76 para el revelado de película en 135 y quedarme con HC110 para los más grandes. Cuando el grano sea un aspecto requerido (o imaginado, al menos), Rodinal será mi caballo de batalla.

En un balance muy general de pros y contras (siendo el único contra el rizo de la película), creo que es justo decir que mi relación con Acros se encuentra en una situación muy saludable. Veo un futuro lleno de historias felices y dulces memorias entre nosotros.

Anuncios

5 pensamientos en “Mi romance con Fuji Acros 100

  1. Un artículo muy interesante. Creo que me has convencido para volver a intentar usar Fuji Neopan 100. Lo he probado alguna vez y no me convenció.
    Me ha gustado la comparación de los tres reveladores; el HC-110 tampoco lo he utilizado nunca,así que me estás “forzando” a probarlo!

    • jajaja… curiosamente también funciona en inglés: “I’m pushing you into it!!!”

      Por favor, Jesús!! antes de que sigan subiendo los precios!!

      P.D: Todavía no lo he intentado, pero estoy por hacerlo este fin de semana: forzarlo a 800.

    • Sí, caray!! Al menos ustedes tienen una moneda fuerte frente al dólar. Acá en México tenemos un dólar alrededor de un 50-60% más caro que hace apenas unos seis o si eres meses.

      A eso agrégale la subida de precios de Fuji y… bueno, no queremos ahuyentar a nadie!! shhhh!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: